lunes, 29 de abril de 2013

Rosa de Jericó. Mantenimiento y Conservación

Como debemos de mantener a nuestra Rosa de Jericó

Quien adquiera una Rosa de Jericó o doradilla, no debe de olvidar ni por un instante, que hemos comprado ante todo, un ser vivo y por lo tanto debemos darle unos cuidados que nos permitirá disfrutar por más tiempo de esta interesante planta de la botánica mágica, que nos puede ayudar y también proteger, si conocemos algunos de los secretos que la rodean.

Rosa de Jericó. El Agua

Algo importantísimo para el mantenimiento de la doradilla es el agua, pues de ella vive, en ella habita y dentro de ella debe de "trabajar".

Recomendamos que NUNCA se la mantenga con el agua del grifo, principalmente si habitamos en una gran ciudad, pues las grandes cantidades de substancias asépticas que se vierten en las aguas tratadas en las grandes filtradoras hidrográficas y urbanas, no son precisamente las mejores para mantener en un estado óptimo a la Rosa de Jericó.

Recordamos que el agua de pozo y principalmente la de lluvia recogida en una noche de luna llena, es mucho más poderosa que el agua normal.

La mejora agua, lógicamente es la de la lluvia, pero como sabemos que en ciertas épocas e incluso en algunas regiones de España, ésta es difícil de obtener a voluntad, recomendamos la de pozo o de mina, mucho más puras y sin ningún tipo de duda, más favorables a la duración y mantenimiento de nuestra planta.

Rosa de Jericó. El Recipiente

Cada cual es muy libre de mantener la doradilla en el tipo de recipiente que más le guste, pero hemos de advertir que algunos son más positivos que otros, y así vemos como desde siempre, los recipientes de barro o materias naturales, son mucho más ponderados y conservantes que los de fibra sintética, principalmente el plástico o el metacrilato.

El cristal mineral, debido a su alto contenido en sicilio, mineral muy  parecido al carbono, es también un elemento aconsejable.

Pero el mejor es, sin duda, el barro cocido y la madera, aunque debido a su difícil adquisición, pueden también recomendarse el cristal, la monterita y otras substancias de origen puramente  mineral.

No aconsejamos poner más de una doradilla en el mismo recipiente, pues cada planta debe de "trabajar" por su cuenta, y debe de tener una autonomía total.

Artículo creado y diseñado por Alicia Conde y Rosa de Jericó

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...